La pedagogía viva y activa centra los procesos de enseñanza de los niños y las niñas a partir de la circulación libre por los ambientes con materiales manipulativos de aprendizaje.

Se trata de utilizar la experimentación y el descubrimiento como método de enseñanza. Es de esta forma como la niña y el niño llega al conocimiento y a la aceptación como persona.